h1

Hija, Vuelve a Casa

junio 19, 2007

Cuando la fiesta finalmente acabó la gente empezó a conducir sin estar en condiciones…
Fui a mi coche con la certeza de que iría a casa en paz.
Nunca podría imaginar lo que me esperaba mamá…algo que no podría imaginarme.
Ahora estoy tirada en la carretera y oigo a un Polícia decir.
“El chico que provocó este accidente iba borracho”.
Mamá, su voz parecía tan distante…
Puedo oir a los médicos diciendo:
”Esta chica va a morir”…
Él, como yo, había salido de fiesta pero, él decidió beber y conducir y ahora yo tengo que morir…
¿Por qué las personas hacen esto mamá?
Sabiendo que esto va a arruinar vidas…
Dile a mi hermana que no se asuste, mamá, dile a papá que sea fuerte, los quiero tanto, me gustaría que me des un último beso…
Alguien debería haberle dicho a aquel chico que está mal beber y conducir…
Tal vez si sus padres se lo hubieran dicho… yo ahora estaría viva…
Mi respiración se está debilitando, mamá, y tengo mucho miedo…
Estos son mis últimos momentos y me siento tan desesperada…
Me gustaría que me pudieras abrazar, mamá, mientras estoy estirada, aquí, muriendo.
Me gustaría poder decirte que te quiero, mamá… te quiero…adiós…”
Estas palabras fueron escritas por un periodista de informativos Telecinco España que presenció un accidente de tráfico en 1997.
La joven, mientras moría, iba diciendo estas palabras a los allí presentes…

Ayuda a concientizar a más personas y hacer que tu propia vida y la de tus seres queridos NO CORRA PELIGRO…
Este pequeño gesto puede ser una gran diferencia.
SI BEBES NO CONDUZCAS es tu responsabilidad.
Baja este PowerPoint hija Vuelve a Casa y envíalo por mail a tus amigos.

About these ads

2 comentarios

  1. Está muy bueno este reportaje, porque toda la gente que conduce ya sea bajo los efectos del alcohol o simplemente maneja con mucho descuido, como platicando por su celular sin poner atención a lo que deben mientras manejan, nos ponen en peligro a todos. Y creo que son muertes muy trágicas. Todos vamos a morir, pero qué horrible forma morir en un accidente, sin poder despedirte de nadie, sin que digas cuánto quieres a los tuyos, como ocurrió con esta chica. Cuántos accidentes así han pasado y que tragedia para los padres y hermanos de esos jovencitos que iban en ese coche.
    Y ahora que en los “antros” como les llaman en mi ciudad o en los bares, les dan bebidas adulteradas y pierden la conciencia tan pronto: esos son unos grandes asesinos, los que causan que los adolescentes y jóvenes lleguen a estar ebrios.


  2. Vino mi hija a este mundo un día de primavera, el 27 de septiembre de 1985, nos perteneció por 20 años, se fue de nuestra vida el día de aniversario de nuestro matrimonio, el 28 de febrero de 2006.
    Nos desgarro el alma cuando sonó el teléfono aquella tarde de domingo (26 de febrero), en ese mismo instante nuestra vida cambió. No sé, no podría definir con palabras cuantos grados giró, pero me sentí como un trompo que rodó en el tiempo y cayó, lejos de aquí, lejos de mi casa, lejos de mi hogar. Aquel que hasta ese minuto era muy difícil de desarmar. Dimos muchas batallas, en esta vida por permanecer juntos, tal vez no por amor, no se por que será, pero seguimos juntos a pesar de todo, soportando muchas veces de todo..

    El golpe que recibí al caer me partió en alma en dos, quedé en un estado de eterna desolación.

    Vagando en este mundo buscando una explicación, la verdad era tan rotunda tan evidente, que mi mente a veces se niega a aceptar que por culpa de alguien no estés aquí.

    Comenzamos aquel día una nueva vida, una vida sin ella de la noche a la mañana, se fue como muchos jóvenes de este país. A veces la droga a veces el alcohol, a veces la irresponsabilidad, en fin, para la maldad no hay explicación, para arrancar la vida basta solo unos cuantos grados de alcohol, un volante raudo ligero y el resto una humanidad deshumanizada, sin conciencia ni valores, la familia solo como pantalla, para satisfacer los gustos desmedidos de un hijo, que tiene la cabeza en los pies y la neuronas en el hígado.

    Mil disculpas si daño susceptibilidades pero en realidad debiste haberte llamado Caín, yo te culpo con toda mi alma y te sentencio a cadena perpetua en una copa de vino para que te mantengas atado a lo que de tu corta vida has hecho, a tu madre la sentencio a que sufra peor que yo mientras yo tengo a mi hija fuera de esta vida, tu, madre de Caín mientras viva tu hijo, no tendrás paz ni alegrías, el dolor para ti es mas grande por que es lo que tu formaste, es el resultado de tu maternidad irresponsable, en cambio yo, por tu hijo, mi hija perdió la vida, y no solo mi hija sino que se supone se supone que la vida del que fue su mejor amigo.

    Con tu cráneo destrozado, tu personita partió, lo que mas hemos amado en este mundo alguien nos lo arrebato, y debimos aceptar “los designios de Dios”, que se la llevo a un lugar mejor”, que ahora esta descansando”. Pero perdón, no son así las cosas, no puede en este mundo al revés están tan perdidos los valores son o no son, no hay medios tonos para nosotros, son buenos o son malos, no se puede decir: no son tan buenos porque entonces diríamos que son malos, ni son tan malos porque en realidad son malos, lo bueno es bueno y lo malo es malo, y pensar que soñabas con cambiar el mundo, pensabas que en este mundo había gente que a pesar de su forma de vivir había que respetar, dime hija: ¿ alguien te respeto a ti?, ni después de muerta hubo respeto siquiera, se dijeron tantas cosas. La verdad injustas, es que no te conocían siquiera, los buenos se van pronto y los malos se quedan aquí, ese acto tiene un costo que nosotros hemos pagado, las cosas están al revés el que mata las ilusiones debe saber que algún día pagara. No puede haber en el mundo un ser humano que piense que esta bien lo que hace si por culpa de un acto irresponsable saco de esta vida a dos personas.

    Quizás algún día podré entender la razón. El por qué. Así tan de repente, no se. Pero sucedió.

    Gabrielita era una muchachita que recién asomaba a la vida, muy dulce, muy cariñosa, sana, solidaria, de sonrisa amplia, su espíritu solidario muchas veces nos dejó sin su compañía, cuantas veces partió a cuanta campaña había, despoblando la despensa y el ropero, siempre pensando en el mas pobre, siempre pensando en el mas necesitado.
    Esto es un tributo a su vida en esta vida, es un tributo a todos aquellos seres especiales que llegan a este mundo a hacerlo mas bello, mas sano, mas puro, mas solidario. A obligarnos que debemos pensar en los valores que sustentan nuestra vida y a cuidarnos de los valores que sustentan la vida de los demás, a veces a quienes vemos como buenos amigos, no lo son en realidad.

    Ella en sus 20 años nos enseño un lenguaje diferente, el lenguaje del amor, fraterno, de la esperanza, de las ganas de luchar, el lenguaje de creer en el amigo, el lenguaje franco, de creencias en igualdades de oportunidades, un lenguaje sano transparente de verdad.
    Un lenguaje más espiritual.
    Debo en este minuto agradecer a dios por haberme elegido para ser su madre, y por aprender de ella y del amor.

    Por aprender que el amor todo lo puede por amor a ella es este dolor, por que la amamos es que nos duele y desgarra su ausencia.
    Mi tristeza no se define con palabras, para este dolor no existe definición, no tiene tampoco una explicación.

    No hay nada que una madre deje de hacer por sus hijos, cuando la vida doblega la dicha que pertenecía a esta familia pequeñita, pero unida, te dije un día, confía en tu madre hija, solo confía, yo soy capaz de mover el mundo cuando algo me parece injusto, los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos, las madres lucharan hasta el final contra el enemigo mortal, no importa nada en este mundo con tal de ganar la batalla. Con la frente en alto y las manos limpias.

    La diferencia son las armas que uno puede utilizar, mientras algunos usamos valores, otros usan la maldad, mientras algunas luchamos dando la cara, otros se disfrazan para engañar, mi lucha ha sido limpia, mis armas las legales, tengo claro mi niña que llegamos hasta donde el sistema lo permite, pero hemos dado una dura batalla y esta vez la hemos ganado, seguramente dirás de donde estés esta es la familia Duran Cortes, la que me enseño a querer. La de la fe, la de la mirada simple, la de los amigos incondicionales, la que me enseño en la vida que después de la tormenta siempre sale el sol, que la esperanza es lo ultimo que se pierde. La del amor mas puro, el del amor sin doblez, la honestidad primero no importa a quien le duela, pero siempre de la mejor manera, sino démosle tiempo al tiempo, que el dará nuestra batalla, de alguna manera se aprende en esta vida cuando algo nos daña.
    Todo mi amor para ella, y espero sinceramente que el día que dios me llame y sea el momento de partir de este mundo sea ella la que me lleve al otro lado de la vida.
    Mientras viviré lo mejor que pueda, por los que aun quedan.

    Yo aun estoy aquí con mi corazón hecho pedacitos, algunos aquí con los vivos, los que quedan y el otro allá contigo y con mi madre buena, que me enseño que en esta vida, el amor es lo primero, el amor amor es la fuente de la dicha y la desdicha.

    Gracias mi niña, gracias hija, estaré aquí hasta que dios disponga de mi. Y me preparare para cuando mi alma, siga tu camino, y seas tu quien ilumine mi senda.

    tu hemozita¡¡ gracias por leer!!

    http://www.fotolog.com/black_openfire



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: